..
..
..
..

29.11.09

15:53. Llueve.
Me pregunto el por qué de tantas cosas. Por qué no siento. Por qué no sentí nada entonces. Por qué no grité que le necesitaba. Por qué callé y no pedí explicaciones. Por qué de tantas cosas. Y ahora, como siempre, acabo hecha un ovillo en un rincón, para que nadie me vea, alejándome de todo.
Cierro los ojos. Respiro. Aire, soy aire, sólo veo aire... Escalofríos. ¿Qué me pasa?

16:00. Sigue lloviendo.
Es tan fácil cerrar capítulos, girar la cabeza, hacer ver que nada ocurrió, esconderse en textos siendo, claramente, la víctima, crear mundos donde yo lo miro todo sobre mi trono de papel. Pero hoy llueve, el papel se moja, se dobla, forma parte del suelo. Mi cielo es ahora suelo. Qué ironía, esta pequeña dictadora de insomnios desconcertantes ya no tiene nada en lo que sujetarse.

16:30. No puedo ver las gotas.
Me siento... me siento... me... me... Mierda. Mierda. No siento. ¿Qué me pasa? No reacciono a los estímulos, no siento escalofríos, ni ganas de llorar. ¿Qué.. qué...?
No. No. Otra vez no. ¡NO! No, por favor, el vacío no, no... Yo... sentía de nuevo, lo hacía...

17:23. ¡LLUEVE! Joder, sigue lloviendo.






19:00. Ya no llueve, ni yo siento.
Adiós, pequeña, adiós...

1 comentario:

  1. Déjale lo de los ovillos a los gatos.



    miaumiaumiaumiaumiau
    (tengo hambre, dame de cenar)

    ResponderEliminar