..
..
..
..

27.12.09

Anoche sentí como las dudas me asaltaban. Poco a poco, se metían entre mis sabanas, lento, sin hacer ruido, ni siquiera se susurraban entre ellas. Silencio, sólo escuchaba.
Y caí.
Despacito, se unieron a mí, dibujándose en todas las partes de mi cuerpo, en cada una de ellas, incluso en aquellas en las que hacía mucho tiempo que no viajaba. Quizá demasiado. Toda yo eran dudas. Olvidé lo que sentía antes. No estaba segura de nada. Ni de tu amor, ni del mío, ni de nada. Bueno, no, miento. Si algo tenía seguro en mí, eran las dudas.

4 comentarios:

  1. Esas dudas tan rastreras que vienen sin invitación y se quedan hasta que te destrozan entera.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  2. Donde hay luz también existe la sombra. ¿Dejaré de amar la luz porque produce sombras?

    -La peor decisión es la indecisión Sara.
    Un saludo y que te regalen muchas cosas bonitas.

    ResponderEliminar
  3. dudar es cognitivo, como elegir, todo a casa paso se elige, por eso,dudamos:)

    ResponderEliminar
  4. En e fondo son hasta bonitas, si no hay dudas es porque no hay nada por lo que dudar.

    ResponderEliminar