..
..
..
..

9.1.10

Todo se acababa, las posibilidades se desdibujaban al paso de los minutos. No, ya de los segundos. No quedaba nada. Me giré, antes de que yo también me desvaneciera. Él no quería oírlo, pero si yo, a esas alturas, no era nada, poco podía importar.
- Porque, en verdad, me da igual lo que digas. Me da igual a la conclusión a la que llegues. Acabaré haciendo lo que yo quiera. Y lo sabes. Porque a mí no me importa que no quieras verme, que quieras estar con otra. Y es por eso, que no me importa pasar los días en el sofá de tu salón, viendo alguna peli de esas mías tan absurdas -y que tan poco te gustan-, o en el felpudo de tu casa, esperandote. Porque yo decidí hace mucho que el resto de mi vida lo pasaría contigo. Yo no entiendo ni de relaciones, ni de límites, ni de conductas. Sólo me importas tú. Por eso, sea como sea, siempre serás para mí.

14 comentarios:

  1. mientras no caigas en el " para mí o para nadie " será una agonia tuya y de nadie mas:)

    un besin

    ResponderEliminar
  2. Bastante pensado ah!

    Me gusto mucho, te seguiré ;)

    ResponderEliminar
  3. Al amor le pintan ciego y con alas. Ciego para no ver los obstáculos; con alas, para salvarlos.

    ResponderEliminar
  4. El amor es ciego...Y aveces, tan inutil!
    Me encanta el texto :D

    ResponderEliminar
  5. Esperar en el felpudo nunca jamás, ¡eh! que eso es cosa de perros.


    (miau
    de chicaña para chicañu)

    ResponderEliminar
  6. Difícil texto en el que expresas muy bien el amor incondicional y la tristeza del desamor, pero aún con todo hay un anhelo de lucha que me gusta. Animo con las emociones, pero sea como sea, nunca dejes de ser tu. Un beso grande!!!

    ResponderEliminar
  7. lo entiendo perfectamente. aunque sea insano. a veces la vida puede ser muy así.

    p.s. acabo de llegar y creo que me quedo por aquí. un saludín.

    ResponderEliminar